Gilraen, quizás? (2016-11-23)

Ojalá fuese ella y observando esta estatua en medio del bosque, pudiésemos rememorar la historia de los Dúnedain…; aunque la verdad es que ya está bien conformarse con que en el mundo haya gente capaz, de dejar la semilla de la imaginación en los rincones más insospechados.

Que delicia!  disfrutar de tan extraordinaria presencia, a solas en el bosque bajo la lluvia…

¿Como no ha de volar la imaginación?

_jsv8698-correo

 

Anuncios